Aceite esencial de Árbol de té: Propiedades y usos

El aceite de árbol de té es uno de las esencias básicas que nunca debe faltar en nuestro botiquín natural. Es originario de Australia, destilado al vapor de sus hojas frescas. Junto con el cajeput y el niauli, es miembro de la subespecie Melaleuca, de la familia Myrtaceae, que incluye asimismo al clavo y el eucalipto. Este aceite puede ser amarillo claro o casi incoloro, y tiene un poderoso olor medicinal.

 

Propiedades del aceite de árbol de té:

El aceite de árbol de té es mundialmente conocido por ser uno de los aceites esenciales más versátiles y con mayor diversidad de usos. Durante siglos se ha utilizado para tratar infecciones y como un poderoso antimicrobiano y antiséptico. Su uso va desde el tratamiento contra los piojos hasta los hongos en diferentes partes del cuerpo. También es muy beneficioso contra resfriados, gripes y otras enfermedades infecciosas.

Cómo utilizar el aceite de árbol de té:

Este aceite esencial es muy poderoso, pero debemos tener en cuenta algunas recomendaciones a la hora de utilizarlo. Para utilizarlo corporalmente es importante diluirlo en un aceite portador para evitar posibles irritaciones en la piel. A continuación, te detallamos otras formas de utilizarlo:

  • Pulverización: Mezclar con alcohol y agua en las siguientes proporciones 70% alcohol, 25% agua y 5% del aceite esencial.
  • En difusor: En nuestro difusor una o dos cucharaditas de café del preparado.
  • En baños: 3 gotas en el agua para los resfriados, gripes y enfermedades infecciosas.
  • Para los herpes: Aplicar 2 gotas en un aceite o crema, y ponerlo sobre el herpes ante la primera sensación de ardor que precede a las ampollas.
  • Para las verrugas: Pueden ser erradicadas, colocando diariamente en su centro una gota y cubriéndolo con un esparadrapo (siempre que las verrugas no estén al lado de los ojos).
  • Para el acné: 3 gotas en un aceite o crema y aplicarlo tres veces al día. En los granos grandes, aplicar una gota directamente, reducirá rápidamente el calor y el dolor, eliminando los granos con bastante rapidez.
  • Para quemaduras: 2 gotas en una taza de agua hirviendo y dejar que los vapores actúen cerca de la quemadura durante 10 minutos.
  • Para los hongos: 3 gotas en un poco de aceite o crema y aplicarlo tres veces al día.
  • Aftas, llagas o caries: Una gota en el cepillo de dientes junto con el dentífrico o una gota en un poco de agua para enjuagues.
  • En geles de baño: 6 gotas en un litro de gel y agitarlo contundentemente, nos servirá como protector de nuestra piel en saunas, gimnasios etc.
  • Para picaduras de insectos: Una gota directamente sobre la picadura.
  • Para los piojos: Añadir 12 gotas al champú, agitar contundentemente y usarlo como antiparasitario capilar.

Como explica Mary Zen, es importante tener en cuenta en la composición el porcentaje del bactericida Terpineol- 4, ya que este componente es el responsable de su capacidad antimicrobiana (mínimo un 30%). Recuerda que con porcentajes inferiores no será igual de efectivo. Te dejamos un vídeo donde explica las propiedades y usos del árbol de té:

¿Quieres beneficiarte de las propiedades del árbol de té de la mejor calidad? Consíguelo ahora en nuestra tienda online.

2017-07-25T13:38:59+00:00 marzo 15th, 2016|Categories: Productos|Tags: , |0 Comments

About the Author:

Leave A Comment