¡Vinca Minor ya es oficialmente Cruelty Free!

Desde el nacimiento de Vinca Minor siempre hemos tenido muy claro que jamás experimentaríamos nuestros productos en animales, pero ahora podemos decir de manera oficial que somos una empresa libre de sufrimiento animal. Desde el mes de abril ya participamos en el programa CCIC Leaping Bunny “Coalition for Consumer Information on Cosmetics”.

Este programa certifica a las empresas que no realizan experimentos de ningún tipo en animales no humanos. Además, esto significa no sólo que no los realizamos nosotros, sino que ninguno de los componentes ni productos en ninguna de sus fases de desarrollo está testado en animales (ni siquiera por empresas externas). Además, también certifica que nuestros productos son actos para vegetarianos.

Por lo tanto, cuando consumimos cualquier marca certificada con el sello Leaping Bunny estamos ayudando a salvar a millones de animales que se utilizan anualmente para experimentos cosméticos alrededor de todo el mundo, como por ejemplo, conejos, cobayas, ratas o ratones. Este tipo de experimentos incluyen dolorosas pruebas como la irritación de la piel o mucosas, la provocación de alergias, el envenenamiento, el daño genético o incluso la inducción de cáncer.

Algunas cifras sobre experimentación en animales:

Según los últimos estudios, los datos son realmente escalofriantes. En Europa se utilizan más de 12 millones de animales al año en investigación, lo que supone que unos 137 animales son víctimas de crueles experimentos cada diez minutos.

  • Los 27 países de la Unión Europea reportaron que en 2008 habían utilizado en experimentos 315 perros, 333.213 conejos, 754.485 pájaros y 9.569 monos. Sin embargo, estas cifras son menores que las reales, ya que no es obligatorio que los países reporten ciertos tipos de experimentos como los que involucran animales modificados genéticamente.

  • Si comparamos estos datos con las últimas estadísticas del 2005 en la Unión Europea, el aumento de animales utilizados en experimentación ha crecido considerablemente.  Por ejemplo, más del 51% en España, un 610% en Estonia, y más del 197% en Irlanda.

  • Solo Francia, Reino Unido y Alemania usan más del 55% del número total de animales utilizados en toda Europa para experimentación.

  • A nivel mundial, los datos sugieren que más de 115 millones de animales pueden ser utilizados en experimentación cada año. Además, se estima que los 10 países que más animales utilizan para experimentos son: Estados Unidos, Japón, China, Australia, Francia, Canadá, Reino Unido, Alemania, Taiwán y Brasil.

Por supuesto, renunciar a los cosméticos testados en animales no supone poner en riesgo nuestra salud. Existen multitud de alternativas para demostrar que un producto es seguro y efectivo sin necesidad de implicar animales en el proceso. Además, se estima que existen más de 15.000 ingredientes que ya han sido probados como seguros, pudiendo realizar combinaciones con estos ingredientes para el consumo humano.

 

¿Qué puedo hacer yo?

Aunque es necesario que las instituciones regulen y prohiban este tipo de prácticas, también está en nuestra mano evitar que se sigan realizando experimentos en animales con fines cosméticos. ¿Cómo podemos conseguirlo? Con nuestros comportamientos a la hora de consumir. Cuando elegimos productos que no han sido testados en animales estamos lanzando un poderoso mensaje: no queremos ser partícipes de una industria cruel. Asegúrate de que las marcas que utilizas son éticas y rechazan por completo estas prácticas.

Si quieres comprar productos de cosmética y aromaterapia libres de sufrimiento, 100% naturales y con ingredientes vegetales, entra ahora a nuestra tienda online y consigue tus productos Vinca Minor directamente en casa.

 

2017-06-11T13:27:46+00:00 mayo 5th, 2017|Categories: Sin categoría|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment